top of page

LIBRE

Actualizado: 14 ene


La casa vacía, el suelo sin recoger y la cama sin hacer. Las flores mustias, la coca-cola sin gas y los poetas malditos. El cenicero lleno, las colillas encendidas y la basura que rebosa. La nevera vacía, las pastillas sueltas y restos de pintura sobre los periódicos del suelo. Luz, oscuridad y cartas de suicidio de chicas bonitas. Mi casa no es lo mismo cuando no me encuentro por ella.

Entradas Recientes

Ver todo

Hoy empieza para Lucía la culminación de una etapa que, si bien no está cerrada en la memoria, está sellada con tinta. La tinta. Aquello que nos llevó a soportar y drenar todo lo que sentimos, siempre

bottom of page