REFLEXIÓN SOBRE EL AMOR



Llevo todo el dia sola, vagando por la pena. Y me hubiese gustado escribir cosas que he pensado hace un rato pero que ya se me han olvidado. Voy a empezar a ir con una grabadora a lo Marlon Brando para que no se me escape ninguna perla. Es curioso como funciona el amor. No, en serio. Te enamoras de alguien, esa persona te destruye y tú juras y perjuras que nunca más te volverás a enamorar. Puede que incluso te mantengas esa promesa a ti mismo durante mucho tiempo. Puede que hasta años. Que te auto convenzas férreamente de que nunca va a haber nadie para ti y de que moriras sola y con gatos. Puede que hasta te lo creas durante un tiempo. Puede que también pases por etapas como buscar el amor de una noche, el de usar a alguien para tirarlo a los dos dias o (como llegué a hacer yo) no te acerques a nadie del sexo que te atrae durante mucho tiempo, y que incluso te pongas de muy mala hostia si le gustas a alguien o alguien intenta acercarse a ti. Algo estúpido que tú no puedes controlar, pero tú eres así de ridículo negando tu humanidad. Y cuando te has apropiado de esa idea, de esa actitud, de esa forma de vida, te llevas una hostia monumental. Donde menos lo esperas, cuando menos lo esperas (suena a cliché total, lo sé), aparece alguien que justo te recuerda a la misma persona por la que te volviste así. Y claro, inocente de ti piensas "voy a huir en dirección contraria a donde esté, ni me acerco". Y esa es la mentira numero dos (la primera es la de voy a estar solo para toda la eternidad, etc) que te cuentas. Para cuando te quieres dar cuenta estás totalmente prendido. Tu yo interior grita que te vayas porque es pura destrucción y nosotros todavía estamos en los cimientos desde que nos arrasaron la ciudad. Y aunque quieres, no lo haces. Sin darte cuenta esa persona se ha vuelto tu mundo. Nada tiene sentido sin ella. Haces lo que sea. Respiras esa persona, bebes esa persona, vives por y para esa persona, por ella cruzarías oceanos y montañas, caminarías  entre la selva, te consumirias en las llamas, cruzarias el gélido glaciar y el ardiente desierto, escalarias hasta lo mas alto de la mas alta torre y no te vas a la luna porque no tienes un puto cohete espacial. Pues sí chavales, todo esto viene porque estoy sola desde hace un día y medio en una habitación de hotel, con un único pensamiento y sintiendome como juré que nunca me volvería a sentir por nadie. El amor es incontrolable.  Pero como dijo esa vieja mujer a punto de morir, "al fin y al cabo todo lo que importa es que amé".